Nariz de oro (castelán)

Nariz de oro (castelán)

El protagonista es un niño muy serio al que no le gustaba que le llamaran Eduardito, ni siquiera Edu. Pero, por supuesto, en el colegio todos, todos, le llamaban Eduardito y además se reían de su nariz.
Vivir con una nariz infinita por la que tienes que pagar dos asientos en el autobús no es nada sencillo, pero Eduardo cuenta con el apoyo incondicional de su madre que todas las noches le lee El patito feo.
Como es muy espabilado, Eduardito ya sabe que al final del cuento el pato se convierte en cisne. Pero, ¿a quién le importa no ser un cisne? ¿Qué tiene de malo ser un pato?
Hay que destacar la modernidad de este sutil juego de relaciones que se establece entre el cuento clásico de Andersen y Nariz de oro. Un recurso, el de la intertextualidad, que le permite a la autora enriquecer con nuevos significados el texto, y que abre para los lectores horizontes nuevos a la hora de interpretar la obra.
El espíritu rebelde de la escritora mostrado en libros anteriores, también está presente en este relato que reivindica con humor nuestro derecho a ser imperfectos y reflexiona sobre la importancia de la autoestima en la consolidación de la personalidad de los más pequeños.

Editorial: Editora OQO
Colección: Colección O
Autor: Raquel Sáiz Abad
ISBN: 9788498712292
Edición: 1ª ed., 1ª imp.
Páxinas: 40

14,90 

Neste momento non temos existencias. Inclúao no carriño e enviarémosllo canto antes

El protagonista es un niño muy serio al que no le gustaba que le llamaran Eduardito, ni siquiera Edu. Pero, por supuesto, en el colegio todos, todos, le llamaban Eduardito y además se reían de su nariz.
Vivir con una nariz infinita por la que tienes que pagar dos asientos en el autobús no es nada sencillo, pero Eduardo cuenta con el apoyo incondicional de su madre que todas las noches le lee El patito feo.
Como es muy espabilado, Eduardito ya sabe que al final del cuento el pato se convierte en cisne. Pero, ¿a quién le importa no ser un cisne? ¿Qué tiene de malo ser un pato?
Hay que destacar la modernidad de este sutil juego de relaciones que se establece entre el cuento clásico de Andersen y Nariz de oro. Un recurso, el de la intertextualidad, que le permite a la autora enriquecer con nuevos significados el texto, y que abre para los lectores horizontes nuevos a la hora de interpretar la obra.
El espíritu rebelde de la escritora mostrado en libros anteriores, también está presente en este relato que reivindica con humor nuestro derecho a ser imperfectos y reflexiona sobre la importancia de la autoestima en la consolidación de la personalidad de los más pequeños.

Reseñas

Aínda non hai valoracións.

Sé o primero en valorar “Nariz de oro (castelán)”