Historia general del carnaval de Cádiz. De las Viejas Ricas a Juan Carlos Aragón

Historia general del carnaval de Cádiz. De las Viejas Ricas a Juan Carlos Aragón

Editorial: El Paseo editorial
Autor: David Monthiel
ISBN: 9788412297331
Edición: 1ª (febreiro 2021)
Páxinas: 304
Dimensións: 145 × 220 cm

19,95 

Neste momento non temos existencias. Inclúao no carriño e enviarémosllo canto antes

¿Cuándo nació el carnaval de Cádiz? ¿Cuáles fueron sus primeras agrupaciones? ¿Qué tienen que ver los Villancicos Negros de la Catedral de Cádiz con los cuplés? ¿De dónde sale el tango de carnaval? ¿Fueron las Viejas Ricas a Montevideo? ¿Por qué El Tío de la Tiza se llama así? ¿Cuántos duros antiguos encontró mi suegra como ya dije? ¿Cuándo fue el Gran Teatro el Teatro Falla? ¿Dónde ensayaba Cañamaque? ¿Qué pasó en la guerra civil? ¿Y con Franco? ¿Por qué lloro Paco Alba? ¿Sabías que Camarón salió en chirigotas? ¿Cuántas veces ganó Antonio Martín? ¿Fue el Selu comparsista? ¿Cuándo salió por primera vez Antonio Martínez Ares?¿El amarillo está maldito para los artistas?
Esta “Historia general del Carnaval de Cádiz” quiere arriesgarse a una visión de conjunto, con datos, detalles, historias secretas, nombres, agrupaciones y años que, como el popurrí de la chirigota “Los Cruzados Mágicos”, cuentan la historia y peripecias de esta fiesta desde sus orígenes y hasta nuestros días, de sus actores y actrices, de esta poderosa maquinaria de creatividad popular llamada Carnaval de Cádiz.
Desde Las Viejas Ricas hasta Juan Carlos Aragón, el carnaval de Cádiz lleva en sí un secreto índice de músicas y letras, de ironías finas y gruesas, de borderías y lírica de altos vuelos, de personajes inolvidables y grupos punteros, autores desconocidos y escondidos. Cuando estamos en las calles de Cadíz, plenas de ruidos y alegría carnavalera, se escucha de pronto un “¡amoscuchá!”… Este libro pide un “!amoalee!”.

Reseñas

Aínda non hai valoracións.

Sé o primero en valorar “Historia general del carnaval de Cádiz. De las Viejas Ricas a Juan Carlos Aragón”